Bertone anunció sus medidas "concretas y reales"

Provinciales 15/03/2016
Finalmente, la gobernadora anunció una serie de modificaciones para tratar de destrabar el conflicto estatal. Entre los puntos principales se encuentra: eximir del aporte al Fondo Solidario a todos los trabajadores que ganen hasta 26 mil pesos.
bertone sola bandera

La apertura de una mesa paritaria para discutir una pauta salarial. Los beneficiarios de las Pensiones RUPE no se verán reducidos sus haberes por el aporte a la obra social previsto por ley 1072 y que los médicos jubilados a los 55 años no tendrán impedimento para el ejercicio liberal de la profesión. Sobre los talleristas de cultura, se incorporarán en aquellos casos que corresponda, a la educación no formal.

El mensaje debió ser difundido a través de las redes sociales y los medios de comunicación, según explicaron desde la Secretaria de Información Pública  “los diferentes cortes y piquetes impidieron la realización del mensaje en un horario acorde”. Por tal motivo se adelantó el mensaje escrito, para luego transmitirlo por los canales públicos.

MENSAJE COMPLETO:

Han sido días complejos y difíciles para todos. Días de reflexión, de movilizaciones, de reuniones en búsquedas de recursos para nuestra provincia, y días de hacer cuentas para encontrar soluciones.

Todos somos conscientes de la situación de nuestra provincia.

Necesitamos recordar una y otra vez como encontramos al Estado, sus cuentas, el deterioro de los servicios de salud y educación, la ausencia de obras de infraestructura.

Sé de algunas resistencias a los cambios que impulsamos; he visto a muchos trabajadores estatales marchando por nuestras calles expresando su descontento y he tomado nota de ello.

También sé la responsabilidad que tengo, y cada decisión que adopto lo hago pensando en todos. No sólo en el ahora, sino también en el futuro de nuestros hijos. Tenemos que adoptar y sostener los cambios, y nunca temo modificar medidas, si nos permiten encontrar soluciones que nos contengan a todos.

Gobernar implica muchas veces escuchar todas las voces pero también avanzar con los acuerdos que en cada momento son posibles.

Las medidas que impulsamos para reformar el sistema jubilatorio y establecer por dos años un esquema de emergencia para salvar el IPAUSS son necesarias e imprescindibles.

Asumimos para transformar la realidad y no para ignorarla.

Las medidas, por más necesarias, justas e imprescindibles que sean, se anulan si inmovilizamos el Gobierno y nos enfrascamos en una discusión en la que perdemos todos como sociedad. Mi responsabilidad es buscar soluciones, no las ideales, sino las posibles.

Pero no permitiré que, como en el pasado, se pongan parches en los problemas en lugar de darles soluciones definitivas y duraderas. Si no adoptamos las medidas que necesitamos, el futuro será cada vez más conflictivo, hasta que se transforme en irresoluble.

Esto nos afecta a todos, a los trabajadores estatales, pero también a todas las familias. Quiero a todos nuestros maestros y niños en la escuela y a nuestros médicos y enfermeros en los hospitales.

Pero también necesitamos dotar de recursos al Estado para que nuestros edificios escolares no se deterioren y recuperemos nuestros hospitales y centros de salud.

Desde el primer momento hemos convocado al diálogo a toda la dirigencia sindical. Distintos miembros del gabinete, el vice gobernador, legisladores de diferentes espacios políticos participaron de numerosas instancias de negociación en búsqueda de soluciones que nos permitan superar el conflicto. Inclusive mantuve reuniones con el Ejecutivo Nacional, planteándoles la situación económica de la Provincia.

Pienso en cada uno de ustedes. Lucho por la defensa de cada puesto de trabajo, en el sector público y en el privado. Sé que también muchos se sintieron afectados por nuestras medidas, entiendo su malestar, y deseo que lo dejemos atrás, a partir de los anuncios que voy a compartir con cada fueguino.

También respeto a aquellos que marchan en reclamo de un derecho legítimo, como lo hice a lo largo de toda mi vida, pero bajo ningún punto de vista podemos justificar ni la violencia, ni los escraches, ni las agresiones, ni impedir el derecho a trabajar imposibilitando el ingreso a escuelas o edificios públicos o el transitar libremente.

La irracionalidad de unos pocos no puede paralizar la provincia.

Negociar implica buscar caminos de encuentro, no encerrarse en posiciones intransigentes que a la larga no le sirven a nadie.

Estoy aquí para proponerles soluciones que nos permitan retomar la normalidad y poner en funcionamiento nuestras escuelas, hospitales y todas nuestras instituciones.

Llegamos hasta esta crisis por una política sin coraje para enfrentar los desafíos y un sector de la dirigencia sindical incapaz de pensar mas allá del interés particular de cada uno.

No quiero dejarles una solución a medias, ni patear los problemas para adelante, sino buscar soluciones que sirvan para hoy y también para mañana.

No hipotecar nuestro futuro parece una frase hecha, pero es la realidad. Porque no hay peor jubilación o salario que los que no se pueden pagar por falta de recursos.

Mantener la reforma previsional es una necesidad de todos. Tenemos que robustecer nuestro sistema, sino le dejaremos un enorme problema a nuestros hijos. Estoy convencida que es la única forma de impedir la transferencia de nuestra caja jubilatoria a la Nación.

Nuestra provincia es la más joven del país, y la que jubilaba a sus empleados estatales a menor edad.

El 25 por ciento de las jubilaciones, se otorgaron a trabajadores con menos de 50 años de edad.

Hay jubilados que con solo 5 años de aporte a la caja, perciben jubilaciones de más de 150 mil pesos.

Los jubilados que hacen el aporte al fondo solidario son los que perciben entre 40.000 y 210.000 pesos, y esta medida es necesaria porque llegando al mes de diciembre tendremos un déficit de 40 millones mensuales.

El sueldo promedio en el Estado Provincial es de 25 mil pesos y el haber promedio en el IPAUSS es de 32 mil. Es decir que el promedio de las jubilaciones es más alto que el de los haberes de los activos.

En la actualidad existen casi 5800 mil jubilados. Entre ellos se distribuyen, aproximadamente, 2.600 millones de pesos en el año. Es decir entre menos de 6 mil personas se reparte el equivalente al presupuesto de Bahía Blanca, una ciudad de 300 mil personas.

A su vez, de ese universo de jubilados, el 25 por ciento, es decir 1450 jubilados, se apropian de aproximadamente el 50 por ciento de los ingresos. Es decir que estas 1450 personas tienen un ingreso equivalente al presupuesto de la municipalidad de Ushuaia, que es de 1200 millones.

A todo ello hay que sumarle la deuda histórica de 208 millones de dólares y, la que dejaron también los gobernantes que me precedieron.

La principal discusión en la provincia es una discusión de distribución y de privilegios. Volver atrás significa que la sociedad en general se haga cargo de ese déficit.

Que los que no tienen trabajo, los trabajadores informales, y la inmensa mayoría que en esta provincia se jubila a los 65 años por el régimen nacional, se sacrifiquen aún más para mantener un esquema de jubilaciones a los 45 años.

Cualquier perspectiva vinculada a la derogación de la ley previsional implica un lento y progresivo suicidio colectivo.

Venimos dialogando con los sindicatos, de manera colectiva e individual, respetando la reserva en los casos en que así nos pidieron, y respetando también los tiempos para que cada sector pueda llevar a sus representados las propuestas.

Pero lamentablemente hemos advertido que las propuestas formuladas no han sido transmitidas a los trabajadores, se ha manipulado la información, se ha dilatado la resolución del conflicto e, incluso, se ha convertido un reclamo en amenazas, escraches, hechos violentos y extorsiones que no podemos seguir permitiendo, porque ponen de rehenes a toda la sociedad.

Por eso, he decido tomar una serie de decisiones que quiero transmitirles a cada uno de ustedes de manera directa.

Vamos a eximir del aporte al fondo solidario a todos los trabajadores activos cuyos salarios sean inferiores a 26 mil pesos. Éste es un punto esencial que permite liberar a aquellos salarios con menores ingresos de la carga de colaboración con la caja.

Esta fue una propuesta que realizaron prácticamente todos los gremios con los que nos hemos reunido, y admitimos que es un planteo comprensible al que hoy podemos dar respuesta concreta.

Esto será implementado a través de un decreto que, de poder ingresar a Casa de Gobierno el día de mañana, se devolverá al trabajador el importe deducido, y se verá reflejado en el salario del mes de marzo. Esta exención no se aplicará ni a funcionarios, ni a la denominada planta política, que continuará aportando el monto según lo determina la ley, aunque su ingreso sea inferior a los 26 mil pesos.

Por otra parte, tanto el gremio ATSA como SIPROSA, y también Luz y Fuerza, ATE y SITOS, nos plantearon la situación particular de las guardias, por lo que decidí que, vía el instrumento legal correspondiente, se incorporen como base de cálculo de los haberes jubilatorios aquellas que se realicen por servicios esenciales.

También otra solicitud de ATSA fue la necesidad de definir de manera justa el alcance del término profesional de la salud con atención directa a pacientes, mediante la reglamentación a dictarse para ese efecto.

Otro punto central se relaciona a la convocatoria a una mesa paritaria para discutir una pauta salarial posible para este año. Allí también creo que debemos demostrar un esfuerzo de todas las partes, y analizar nuevos caminos y consensos. Discutir salario estatal implica también discutir como lograr generar más recursos para enfrentar esa mejora. Debemos lograr aumentar los recursos para pagar un salario justo, pero también para garantizar que el Estado recupere la infraestructura de nuestros hospitales y escuelas e invierta en políticas sociales y productivas.

Por ello creo primordial contar con el apoyo de los trabajadores estatales en la promoción de un nuevo régimen tributario, para que aporten y hagan el mayor esfuerzo los que más ganan y más tienen. Esto debe incluir un aumento del canon a sectores como el juego.

Para dar estas discusiones constituiremos un mecanismo de debate institucional entre los diversos sectores sociales, políticos y económicos que se denominará Acuerdo Provincial por el Desarrollo con Equidad.

Serán invitados a participar todas las fuerzas políticas, cámaras empresarias, organizaciones sociales, colegios profesionales, universidades y sindicatos.

El Acuerdo debe permitirnos determinar, en un espacio horizontal y participativo, los puntos centrales para abordar la agenda presente y futura de la provincia.

Esta semana pasada hemos gestionado en Nación el financiamiento para unas 298 viviendas, de las cuales una parte estará destinada a infraestructura para 128 viviendas del sindicato ATE Ushuaia, porque más allá de los conflictos transitorios la necesidad de vivienda de nuestros trabajadores es un asunto central en el que seguiremos trabajando juntos.

Respecto de la situación de los talleristas de cultura, hemos aceptado su propuesta de incorporar a los mismos, en aquellos casos que corresponda, a la educación no formal.

Para eso, estableceremos un Plan Anual de Desarrollo Cultural que prevé un trabajo conjunto entre la Secretaría de Cultura y el Ministerio de Educación, con un registro transparente de talleristas, y un esquema de evaluación y seguimiento de proyectos y de resultados.

Con respecto al Programa PEL, como ya lo adelantó el Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social continuarán percibiendo el subsidio hasta diciembre de este año. Asimismo estamos trabajando en un nuevo programa que verdaderamente apunte a la formación, capacitación laboral, terminalidad educativa e inserción en el ámbito privado.

Ante las decisiones que por consenso hemos tomado, espero que se abra una nueva etapa en nuestra provincia. Siempre he priorizado el diálogo en un marco de paz, que permita construir las bases para el desarrollo con equidad y justicia social.

Les agradezco a los dirigentes de los distintos sindicatos que me acompañan hoy, que han bregado por el diálogo, el respeto y la paz, y representan a un conjunto mayoritario de trabajadores que también forman parte de esta Provincia y muchas veces son invisibilizados por los conflictos del sector estatal.

Los sindicatos del sector privado de nuestra economía y otros del sector público nos han ayudado mucho estos días buscando acercar posiciones porque también quieren, como la gran mayoría de nuestro pueblo, una solución pacífica, real y justa para con todos los sectores sociales de nuestra Provincia.

Les pido hoy y aquí que se comprometan también con el presente y con el futuro. Sepan que esta gobernadora está para conversar, para buscar caminos en común, sin dejar de lado mi compromiso con el desarrollo de la provincia.

No he sido electa para repetir errores de gestiones anteriores.

No le temo al debate y a la discusión. Si le temo, y jamás me lo perdonaría, dejar pasar este tiempo de cambio en beneficio de todos.

Sigamos construyendo juntos una Provincia en orden, con respeto, con valores, con desarrollo y con mayor equidad.

Vayamos juntos en ese camino.

Otras medidas:

Los beneficiarios de las pensiones RUPE no verán reducidos sus haberes por el aporte a la obra social, previsto por ley 1072.

Los médicos jubilados a los 55 años no tendrán impedimento para el ejercicio liberal de la profesión.

Te puede interesar