El Irízar llegó a Ushuaia para iniciar la campaña antártica

Ushuaia 10 de enero de 2020 Por
La unidad, bajo el control operacional del Comando Conjunto Antártico, realizó su escala logística en la ciudad de Ushuaia, para luego retomar su recorrido antártica planificada para esta segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano 2019-2020.
irizarbandeafueguina

El rompehielos se reabastecerá de combustible y partirá para dar inicio a la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano 2019/2020. Además, embarcará a la escultura de la Virgen de Luján que estuvo en Malvinas durante la guerra de 1982.

virgen1banderafue
La primera de las tres etapas de la campaña se inició el 14 de noviembre hasta el 20 de diciembre, e incluyó las bases Marambio, Esperanza, Carlini a la vez que realizó la apertura de otras tres bases: Primavera, Brown y Petrel.

Posteriormente, el buque regresó a Buenos Aires para el reabastecimiento logístico y el recambio de personal de las bases que van a invernar. En esa ocasión, la tripulación recibió la visita del Presidente de la Nación y del Ministro de Defensa.

El buque volvió a zarpar en la madrugada del 4 de enero con destino a Ushuaia y desde aquí va a seguir rumbo a las bases Carlini, Orcadas, Belgrano II y Esperanza, para hacer su reabastecimiento y el recambio de las personas que invernaron en 2019 y quienes lo van a hacer en 2020. Se estima que esta etapa finalizará el 20 de febrero, luego de llegar la Base Belgrano II, que es la más austral y a la que solo se puede llegar con un rompehielos.

capitanesbf

El capitán de navío Carlos Allievi, comandante del Componente Naval del Comando Conjunto Antártico; el capitán de navío Maximiliano Manggiaterra, comandante del Rompehielos ARA Almirante Irizar y el almirante Eduardo Traina, Comandante del Área Naval Austral, recibieron a las autoridades provinciales y la prensa.

Los jefes navales se mostraron satisfechos ya que después de 13 años la campaña se inició en noviembre. Durante los 10 años en que el Rompehielos estuvo en reparaciones, se contrataban buques mercantes de otros países, se cumplía una línea de tiempo demasiado ajustada que empezaba en enero.

En esta ocasión "vamos a llevar a peregrinar a la Virgen Malvinera. Para nosotros es un orgullo y privilegio, que recorra las seis bases permanentes que tiene la República Argentina en la Antártida. Vamos a hacer un esfuerzo más para llevarla a algunas bases temporarias, que abrimos durante el verano, para que dé su bendición. Estamos coordinando para que pueda volar en el Hércules a Marambio para cumplir el periplo antártico".

La tripulación fija del Irízar es de 111 personas, aunque en esta oportunidad lleva a 295, ya que va el personal que se dirige a las bases antárticas a hacer los relevos. Además, incluye 30 científicos de la Dirección Nacional Antártica, del Instituto Antártico Argentino y científicos internacionales.