Clausuran un establecimiento deportivo por violar el protocolo sanitario

Provinciales 19 de julio de 2020 Por Bandera Fueguina
Fue en un control sorpresivo. Se visitaron varios establecimientos. En uno se detectaron varios incumplimientos al protocolo de rigor, incluso personas manteniendo un partido de Futsal.
controlgym

Personal de la Secretaría de Comercio, en un trabajo conjunto con la Secretaría de Deportes y Juventud, realizaron inspecciones sorpresivas a establecimientos privados deportivos de la ciudad de Río Grande para la verificación del cumplimiento de los protocolos sanitarios dispuestos en el marco de pandemia por el COVID-19.

El resultado arrojó la clausura de uno de los establecimientos por el incumplimiento de las pautas de sanidad que exigen las normas vigentes. Además de no cumplir con varios puntos relacionados con las exigencias sanitarias, se encontraban en el recinto un grupo de personas jugando un partido de Futsal.

El personal de la Secretaría de Comercio procedió a realizar el acta correspondiente, mientras que por su parte los responsables del área de Deportes recordaron a los responsables del lugar de las actividades que se pueden realizar y cuáles no, teniendo en cuenta lo que indica el protocolo para gimnasios deportivos privados.  

Este tipo de controles continuarán en toda la provincia insistiendo en la necesidad de cumplimiento de la Resolución 833/20 del Ministerio de Salud, donde se estableció entre otros puntos que no está permitido la competencia deportiva y que es indispensable y fundamental que se respete el distanciamiento social, preventivo y obligatorio entre las personas, que todos utilicen tapabocas en espacios compartidos, que se higienicen asiduamente las manos y que se desinfecten las superficies.

El subsecretario de Defensa al Consumidor, Jaime Alderete, quien estuvo acompañado por  Marcos Cayata de la Secretaría de Deportes y personal de la Policía provincial, comentó que “si bien no nos encontramos con casos de extrema gravedad, estamos dejando advertencias con emplazamiento de 24 horas para que se corrijan las pautas que observa el inspector. La idea es de estar preventivamente, educar e informar. Lo que sí queremos decirle también a la población es que si nos encontramos con situaciones extremas, procederemos en esa línea”, haciendo mención sobre el caso del establecimiento clausurado.

Te puede interesar