Urquiza y Villegas presentaron dos proyectos de ley en la búsqueda de la paz social

Legislatura 18/03/2016
Los legisladores Mónica Urquiza y Pablo Villegas del Movimiento Popular Fueguino presentaron este viernes dos proyectos de ley.
SESION-1-DE-MARZO.-11

Uno de ellos apunta a derogar de la Ley provincial 1068, Emergencia del Sistema de la Seguridad Social de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, los artículos 5º, 8º, 9º, 17, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34 y 35, y los Anexos I y II.

Asimismo, incorpora el artículo 35 bis con el siguiente texto: “Artículo 35 bis.- Durante el plazo de la emergencia, la totalidad de los funcionarios electos o designados en cargos de planta política en el Poder Ejecutivo, Legislativo, organismos de control del Estado provincial, Banco de Tierra del Fuego, Departamentos Ejecutivos Municipales, Concejos Deliberantes, Juzgados de Faltas, y órganos de control de los municipios de la Provincia, magistrados y funcionarios del Poder Judicial, abonarán un aporte jubilatorio adicional extraordinario equivalente al cuatro coma cinco por ciento (4,5%). Invitase al Superior Tribunal de Justicia al dictado de una acordada de adhesión a los fines del presente artículo. Dichos fondos serán transferidos al IPAUSS conjuntamente con los aportes y contribuciones del mes en que correspondan, integrarán recursos del sistema previsional y no serán considerados a cuenta del pago de ninguna deuda existente”.

Además, incorpora el artículo 35 ter que expresa que “se mantiene la plena vigencia del Decreto provincial 761/2013. Las sumas ingresadas al IPAUSS deberán ser deducidas del monto de la deuda consolidada que se determine de acuerdo a la presente ley”. Y artículo 35 quáter, con el siguiente texto “autorizase al IPAUSS a transferir los fondos disponibles en las cuentas del sistema asistencial para el pago de los haberes jubilatorios. A tales efectos, autorízase al Presidente a realizar las transferencias entre ambas cuentas de acuerdo a las necesidades de caja de las mismas. Dicha autorización deberá aplicarse sin afectar ni poner en riesgo la normal prestación de servicios asistenciales a cargo del IPAUSS. Los fondos que resulten utilizados del sistema asistencial en el sistema previsional deberán ser restituidos a dicho sistema a medida que los organismos aportantes hagan efectivos los pagos de aportes y contribuciones correspondientes al sistema previsional y todo otro recurso percibido correspondiente al IPAUSS. En ningún caso la transferencia de fondos autorizada por la presente ley podrá significar una quita de fondos al sistema previsional”.

El segundo de ellos anota la creación del Sistema de Goteo Diario Directo y Automático a través del Banco de Tierra del Fuego, para retener y transferir aportes y contribuciones de la Seguridad Social y otros conceptos destinados al Instituto Provincial Autárquico de la Seguridad Social (IPAUSS).

Asimismo, indica en el artículo 2º que “el Banco de Tierra del Fuego transferirá directa y diariamente por el Sistema de Goteo Diario los aportes y contribuciones que correspondan a la Seguridad Social del Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, municipios de las ciudades de Río Grande, Tolhuin y Ushuaia, Entes Descentralizados y Autárquicos, Tribunal de Cuentas, Fiscalía de Estado, cuando estos se financien con la coparticipación de recursos provinciales y nacionales, o bien de transferencias internas, de programas y fondos específicos, y recursos nacionales de coparticipación federal cuya asignación y distribución opere desde el Tesoro Provincial”.

Y en su artículo 3° que “el Ministerio de Economía será el responsable de informar diariamente al Banco de Tierra del Fuego los montos a transferir y que surgirán de la retención determinada por el Fondo Especial para la Solvencia del Sistema de Seguridad Social, establecido en la Ley provincial 641”.

Fundamentos

Dentro de los fundamentos, afirman que “el proyecto de ley para derogar 1068 además de representar una manifestación política idéntica a la ya expresada en la sesión especial de los días 8 y 9 de enero del corriente año al tratarse la Ley de Emergencia del Sistema de la Seguridad Social de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, tiene también por miras el constituirse en la herramienta legal idónea que nos permita a los fueguinos, recuperar la paz social en nuestra Provincia”.

En este sentido, expresan que durante la sesión “manifestamos que dicha Ley, por una parte, castigaba a los jubilados y activos, y por otra parte, beneficiaba a los grandes deudores del sistema previsional, es decir, a los Municipios de las ciudades de Río Grande, Ushuaia y Tolhuin, y por supuesto al Poder Ejecutivo y demás poderes del Estado”.

“A través de la misma, se estaba atacando de manera manifiesta una de las conquistas más importantes que en materia de derechos sociales que habíamos obtenido en la República Argentina en los últimos 50 años, como era la movilidad previsional, que vale recordar, tiende a reparar lo que el proceso inflacionario produce en los haberes previsionales de nuestros jubilados” argumentan los legisladores.

Asimismo, expresan que “la novación de la deuda reconocida a favor del IPAUSS por la Ley provincial 676, además de ser perjudicial a los intereses de la institución de cita, se constituía en una especie de ‘manto de olvido´ sobre la conducta que han tenido los últimos funcionarios del gobierno que se ha retirado hace poco y que, sinceramente, ha puesto en jaque los sistemas previsional, el de salud y el educativo”.

“Hoy, a tan sólo 69 días de la sanción de la mentada Ley 1068, hemos sido testigos de una serie de manifestaciones y marchas públicas de parte de miles de empleados estatales, activos y pasivos, quienes en forma pacífica, han expresado su manifiesta disconformidad a lo que representa una reducción de sus haberes salariales y previsionales que, en la ley, se instituyó a través del llamado Fondo Solidario” aseguran los legisladores.

Además, indican que “como legisladores del MPF y de la oposición, entendemos que es hora de hacer un aporte en pos de la resolución del conflicto existente y por ello, proponemos el presente proyecto de ley. Lo hacemos, convencidos que una gobernabilidad democrática seria y sostenida en el tiempo, es obligación de todos”

“Si bien nos diferenciamos de la propuesta oficialista, de igual modo queremos dejar en claro que no compartimos la beligerancia sindical en contra de quienes han sido elegidos por la voluntad popular para representarlos”, afirman los parlamentarios.

Enuncian “no compartimos medidas de acción política sindical - instalación de carpas, corte de rutas o de acceso al aeropuerto de Ushuaia - que no respetan los derechos de los demás ciudadanos ni pretensiones salariales extremas que lo único que provocan es el cercenamiento de derechos a los más vulnerables”.

Por último, concluyen en que “la exigencia de un aporte extraordinario y compulsivo de las características del Fondo Solidario a los empleados estatales y a nuestros jubilados es un verdadero despropósito en un País donde se proyecta una inflación anual del 30 al 35%, actualización de tarifas de servicios públicos que rondan en un 25% y la ausencia de actualizaciones salariales”.

Por otra parte, y en relación al segundo proyecto de ley mencionado aseguran que “es de público conocimiento la situación financiera actual del IPAUSS, tanto para el sostenimiento del servicio de obra social de los afiliados como el pago de jubilaciones, que conlleva al corte de servicios básicos de salud, como asimismo la demora en la cancelación de los haberes jubilatorios”.

Por lo expuesto entendemos que “se hace necesario contar con herramientas que aporten previsibilidad tanto a los responsables de gestionar el Instituto como a los afiliados activos y pasivos”.

Te puede interesar