Pino ingresó un proyecto que afecta 420 hectáreas para urbanizar

Ushuaia 04 de abril de 2016
El concejal Juan Carlos Pino (FPV) presentó un proyecto de afectación de 420 hectáreas para urbanizar. La superficie abarca la zona alta de la ciudad. El concejal estimó que el proyecto integral ofrecería cerca de 5200 parcelas y entendió que “el Estado municipal debería entregar anualmente de 1000 a 1500 predios para bajar la demanda y la necesidad de los vecinos”.
pino

El concejal Juan Carlos Pino ingresó la propuesta que afecta unas 420 hectáreas de la zona alta de la ciudad para la realización de un proyecto integral de urbanización que permitiría obtener unas 5200 parcelas.

En labor parlamentaria, los concejales decidieron tratar sobre tablas, este miércoles en sesión, el proyecto del concejal Pino el que será aprobado en Primera Lectura.

Los ediles se mostraron complacidos con la invitación a analizar junto con la comunidad “un plan que tienda a generar posibles nuevas soluciones a la demanda habitacional”.

El plan de urbanización propone que los vecinos cuenten con el terreno propio en una zona que disponga apertura de calles, mejoramiento de la traza actual, instalación de los servicios domiciliarios esenciales, transporte y nombres de barrios y calles.

El proyecto designa a la zona como área urbana y suburbana e identifica el trazado de una calle principal que unirá el cañadón No me olvides con el Valle de Andorra, además contempla que se replique la política de protección del bosque, con predios amplios, aplicada en El Bosque del Faldeo y en el Ecológico.

“Se prevé que los vecinos sean los protagonistas participando activamente del proyecto definitivo de cada barrio con los indicadores urbanísticos, en conjunto con el Concejo Deliberante y la Municipalidad”, fundamentó el edil.

Pino argumentó que “nos encontramos con una crisis habitacional que perdura en el tiempo y que afecta a miles de vecinos que tienen que pagar desde 10 mil hasta 30 mil pesos un alquiler, o que viven hacinados arrastrando otros innumerables tipos de problemas”.

El edil justicialista admitió que otras 432 hectáreas están afectadas para urbanizar pero consideró que “el Estado municipal tiene que ponerse metas como la de entregar anualmente de 1000 a 1500 predios, para bajar la demanda y la necesidad de los vecinos”.

El proyecto considera que “nuestro crecimiento poblacional no se ve en ningún lugar del país”, habiendo pasado de 10 mil habitantes en 1980 a 24 mil en 1990, 50 mil en 2000, 60 mil en 2005 y cerca de 90 mil habitantes en 2016.

“Las cifras impactan pero la realidad indica que siempre vamos detrás del problema y como concejales tenemos la obligación de buscar alternativas que puedan dar soluciones definitivas”, amplió el concejal.

La propuesta pasará a integrar la serie de iniciativas políticas puestas en marcha para atender la demanda habitacional como la creación del Registro Único de Demanda, el sistema de puntajes, los convenios de custodia y conservación de tierra, las 64 hectáreas del Valle de Andorra -proyecto especial-, las 50 hectáreas de Los Alakalufes, las 42 hectáreas en Barrancas del Pipo y las 176 hectáreas en el Valle de Andorra.