Corte de luz: DPE denunció que fue un sabotaje

Provinciales 01 de mayo de 2016
Desde la DPE confirmaron que alguien ingresó a la subestación que tiene Camuzzi Gas del Sur en el predio de la Central, y bajó una de las llaves de paso de gas, provocando la salida de servicio de la turbina. El corte abrupto dañó el motor de arranque de la Rolls Royce, puesto que cuando se repuso el suministro de gas comenzó a registrar inconvenientes que no se pudieron solucionar hasta ahora.
1462148972-600dpe_sabotaje_thumb_550

Las autoridades de la Dirección Provincial de Energía denunciaron que el corte del suministro eléctrico registrado el sábado por la noche en Ushuaia, fue producto de un sabotaje en la Central Termoeléctrica que, además de la interrupción del servicio, provocó la avería de la turbina Rolls Royce.

El suministro de energía se está brindando con las máquinas de menor tamaño que posee la entidad, hasta tanto se pueda reparar la turbina principal, por lo que no se descartaron cortes rotativos “en caso de que la demanda supere la capacidad de generación que ahora se tiene”.

Desde el ente confirmaron que alguien ingresó a la subestación que tiene Camuzzi Gas del Sur en el predio de la Central, y bajó una de las llaves de paso de gas, provocando la salida de servicio de la turbina. El corte abrupto dañó el motor de arranque de la Rolls Royce, puesto que cuando se repuso el suministro de gas comenzó a registrar inconvenientes que no se pudieron solucionar hasta ahora. Ante esta situación se prepara una presentación penal para que se investigue y determinar a los responsables del ilícito.

Tras señalar que “alrededor de las 22.10 del sábado se registró el corte de energía, que inicialmente saca de servicio a distintos alimentadores de la ciudad y al cabo de un par de minutos se produce un corte total”, el director del Organismo Adrián Bertoni, informó que tras hacer el recorrido para determinar las causas, detectaron una problema de “abastecimiento de gas”.

Señaló que el “corte abrupto” de la Rolls Royce se produjo cuando estaba “entregando alrededor del 80 por ciento de la potencia de toda la ciudad” y el 20 por ciento restante era generado por “el resto del parque de máquinas” de la central “que son seis más y el aporte de la empresa Sullair, que aporta 15 megavatios a través del Plan Delivery”.

“Es obvio que esa llave de gas estaba en una posición que no era la correcta”, observó el ingeniero Bertoni, quien admitió que “alguien la bajo exprofeso”, y que las responsabilidades las deberá determinar la Justicia.