Quita de la zona desfavorable: Para Vuoto "es un brutal ajuste"

Ushuaia 29/07/2018 Por
El intendente de la ciudad de Ushuaia, Walter Vuoto, rechazó los términos de los decretos del Gobierno nacional de ajustar las asignaciones familiares a quienes trabajan en la Patagonia.
vuoto bf 2


“Pedimos al Ejecutivo nacional que dé marcha atrás con esta decisión que impacta directamente en los que menos tienen, que castiga muy duramente a nuestras familias, que indica que poco le importa al presidente nuestras provincias, nuestras ciudades patagónicas, un presidente que gobierna solamente para Buenos Aires y las provincias más pobladas”, indicó.

Vuoto sostuvo que “vienen por todo, vienen por todos los derechos que tenemos en la Patagonia que se construyeron durante años para nuestras familias, para nuestro territorio nacional, para fortalecernos, para equilibrar las desigualdades. Esperamos que Congreso revierta esta medida y que el Gobierno nacional no genere más dolor en el pueblo. Evidentemente vienen por todo, ya vinieron por la zona y van a venir por todos los derechos enmascarados en la corrección del gasto. Esto tiene un solo nombre y es brutal ajuste contra el pueblo”.

Los decretos comenzarán a aplicarse a partir del mes de septiembre y se trata de un ajuste en materia social con la quita del ítem por zona desfavorable que implica un importante beneficio para las familias radicadas en el sur del país.

“La medida disminuye el valor de las asignaciones familiares para la zona patagónica, quienes percibían esos beneficios pasarán a cobrar menos de la mitad. Se trata de un brutal ajuste del 50%”, dijo el intendente.

“Una asignación pre-natal pasaría de $3.407 a $1.578; un trabajador que cobra asignaciones familiares por 3 de sus hijos, pasará de cobrar $10.221 a cobrar $4.734”, ejemplificó.

“Es, indudablemente un fuerte ajuste contra los más débiles, contra los que más necesitan”, dijo el intendente, y agregó que “los desocupados, los trabajadores con ingresos más bajos, los monotributistas, todos ellos son los que más se perjudican”.

El jefe del Ejecutivo de Ushuaia sostuvo que es un ajuste contra toda la Patagonia y que “esto se traduce en menos consumo, menos leche, menos pan, menos útiles escolares, menos alimentación, que es a lo que va destinado ese ingreso”.

“Estamos frente a un Gobierno centralista que castiga y lastima a la Patagonia y a sus habitantes”, concluyó el intendente.

Te puede interesar