Procesan y embargan por un millón de pesos a la banda de brasileros

El Juzgado de Instrucción Nº 2 del Distrito Judicial Sur, a cargo de la Doctora María Cristina Barrionuevo, procesó y convirtió en prisión preventiva la actual detención de los ciudadanos brasileros Rodolfo Gilson Cordeiro Machado, Armando Ferreira Camors, Ronaldo Ferreira Dos Santos y Edson Leal Moreira, y les trabó un embargo por un millón de pesos a cada uno.
tribunales foto prensa jus

La magistrada procesó a Cordeiro Machado 33 años por el delito de Defraudación mediante el uso de tarjeta de crédito, débito y/o compra Falsificada reiterada en nueve ocasiones en concurso real y encubrimiento agravado con ánimo de lucro.

A Ferreira Camors de 27 años, por el delito de Defraudación mediante el Uso de Tarjeta de Crédito, Débito y/o Compra Falsificada reiterada en catorce ocasiones en concurso real con Delito de Defraudación mediante el uso de tarjeta de crédito, débito y/o compra falsificada en grado de tentativa (por un hecho) y encubrimiento agravado con ánimo de lucro.

En tanto que a Ferreira Dos Santos de 51 años y a Moreira de 40 años, por el delito de defraudación mediante el uso de tarjeta de crédito, débito y/o compra falsificada reiterada en dos ocasiones en concurso real.

Asimismo, la Doctora Barrionuevo, les trabó un embargo por un millón de pesos a cada uno, a efectos de garantizar la eventual indemnización civil y las costas, tal lo establece el art. 479 del CPP P, y en virtud de las características de los hechos investigados por el accionar delictivo desplegado por los procesados.

Por otro lado, la Juez declaró la incompetencia parcial en orden al delito de asociación ilícita, falsificación de tarjeta de compra, crédito y/o débito y/o su posible encubrimiento con ánimo de lucro y falsificación de identidad, requeridos por el Fiscal Daniel Curtale, y defraudación mediante el uso de tarjeta de compra, crédito y/o débito, conforme a los dichos de tres damnificados, hechos que según la investigación ocurrieron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Por tal motivo, se remitieron copias de la causa a la Cámara Nacional de Apelaciones en Criminal y Correccional para que sortee el Juzgado que corresponda intervenir.

Entre el 5 y 7 de octubre pasado, la banda de brasileros, efectuó diversas compras en comercios locales, realizaron excursiones y pagaron hoteles y restaurantes con tarjetas falsificadas, abonando para ello desde $200 a $14.060, en 29 hechos.

La maniobra fue descubierta tras el aviso del propietario de un comercio Villagio de Ushuaia a la policía, luego de que fuera prevenido telefónicamente por una de las victimas desde Buenos Aires. A raíz de la denuncia se ordenaron distintos allanamientos. Los dos primeros fueron en los hoteles donde se encontraban alojados los ciudadanos brasileros.

En esos allanamientos se secuestraron elementos, en estado nuevo, tales como prendas de vestir, y además unas 35 tarjetas de diferentes entidades, algunas de ellas habían sido descartadas en el baño del local comercial, cuyo propietario dio aviso a la policía de la presencia de estas personas.

Atento que podrían ser apócrifas, lo que luego fue corroborado tras la lectura de banda magnética, se requirió a la División de la Unidad de Análisis de Fraude y Gerencia de Seguridad Transnacional de Prisma Medios de Pago, informe acerca de quienes serían los legítimos titulares de las tarjetas secuestradas.

Constatado el dato, se solicitó al Juzgado Nacional en lo Penal de Rogatorias y a las Unidades Fiscales e Investigación, le tome declaración testimonial a los 13 damnificados, cuyos nombres figuraban como titulares de las tarjetas, de modo de poder determinar si alguno de ellos había realizado alguna compra en Ushuaia.

Como parte de la investigación, personal de la División de Delitos Complejos de Ushuaia fue comisionado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para realizar tareas tendientes a determinar el domicilio en que los imputados estuvieron, lo cual se desprendió del análisis de teléfonos celulares secuestrados.

De ese allanamiento , efectuado el 10 de octubre, en Córdoba al 6000, se secuestró una variedad de elementos relacionados con la clonación de tarjetas (tarjetas blancas, tarjetas de color gris, máquinas embosadoras, impresoras, lectograbadoras, dispositivos de inmersión profunda para la lectura de bandas magnéticas, sobre boquillas, dispositivos de captación de imágenes y una cantidad aproximada de 245 tarjetas ).

La modalidad “skimming” consiste en dispositivos que se colocan en cajeros, monederos electrónicos, saldo-maticos, pin pad, POS, skimmer, puertas de acceso, entre otros, para obtener en forma fraudulenta la banda magnética y el PIN de una tarjeta electrónica.
Esto, luego es clonado o copiado, y se realiza el cardado que son los registros que utilizan los –skimmers- o clonadores vía Internet o cajeros automáticos, con el fin de verificar el saldo de las tarjetas electrónicas clonadas, mediante compras con montos pequeños para que el usuario o cliente no se alerte de la perdida, retiro o transferencia.

Durante la etapa de instrucción, Cordeiro Machado y Ferreira Camors, hicieron uso del derecho que los asiste a abstenerse a declarar ante la magistrada, y ampliada la indagatoria no reconocieron que sean de su propiedad los diversos elementos secuestrados en los allanamientos realizada en los hoteles donde se alojaban.

En tanto, Moreira y Ferreira Dos Santos si aceptaron declarar ante la Juez de Instrucción N° 2, María Cistina Barrionuevo, quien encabezó la investigación, que contó con un minucioso trabajo de parte de la División de Delitos Complejos de la Policía Provincial.

Cabe mencionar que la indagatoria a los cuatro ciudadanos de nacionalidad brasilera, se desarrolló en presencia de una traductora.

Te puede interesar