Indagarán a 6 gremialistas acusados de participar en marzo del corte de la Ruta Nacional 3

Judiciales y Policiales 13 de julio de 2016
Se trata de Horacio Catena, Sandra Esperón, Horacio Gallegos, Elisa Dietrich, Marcelo Cubas y Florencia Villarreal. Fueron citados para el jueves a la mañana por el juez Federal de Ushuaia, Federico Calvete.
corte ruta2

El juez Federal de Ushuaia, Federico Calvete, citó a prestar declaración indagatoria a seis de los gremialistas que en marzo de este año cortaron el tránsito completo de la Ruta Nacional Nº3, en el puesto de ingreso a la ciudad, como parte del conflicto que mantienen sindicatos estatales con el gobierno fueguino por una reforma del régimen previsional en la provincia.

El magistrado notificó de las indagatorias al secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (Sutef) Horacio Catena, principal referente de la llamada “unión de gremios”, a la secretaria general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Ushuaia (SOEM) Sandra Esperón y al secretario gremial del mismo sindicato, Horacio Gallegos.

También fueron imputados en la causa y serán indagados la secretaria general de la Asociación del Personal de Organismos de Control (APOC) y vocera de la unión de gremios, Elisa Dietrich, el secretario adjunto del Sindicato de Empleados de la Justicia Provincial (Sejup) Marcelo Cubas y la dirigente del Sutef Florencia Villarreal.

El juez dispuso que Catena, Esperón y Gallegos declaren este jueves 14 a las 9 de la mañana, mientras que los tres restantes lo harán en esa misma jornada pero a partir de las 10.

Según señalaron fuentes judiciales, Calvete no citará por el momento a los demás sindicalistas que fueron individualizados como participantes activos del corte de ruta que dejó aislada a la capital fueguina del resto del país durante once días consecutivos, salvo por levantamientos esporádicos de la medida que resolvían los propios manifestantes.

Entre quienes no serán indagados llamó la atención la ausencia del secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Carlos Córdoba, uno de los dirigentes más activos durante la realización de esa medida, y hoy apartado del ala disidente de los gremios estatales.

La interrupción del tránsito como medida de protesta comenzó el 15 de marzo con cortes parciales, y se mantuvo ya con bloqueos totales desde el 17 y hasta el 27 de marzo, en que finalmente los gremialistas decidieron abandonar el lugar y concentrar el conflicto en acampes frente a la Casa de Gobierno.
El corte afectó servicios como el ingreso y egreso de camiones con mercaderías, la distribución de gas envasado, y el movimiento de micros y combis de turismo durante los feriados de Semana Santa, entre otras actividades.

Calvete consideró que los acusados, a quienes se identificó a través de filmaciones y fotos tomadas por agentes de seguridad, deberán responder por el presunto delito reprimido en el artículo 194 del Código Penal, con penas de hasta dos años de prisión.

Esa figura involucra a quienes “impidan, estorben o entorpezcan el normal funcionamiento de los transportes por tierra, agua, aire o los servicios públicos de comunicación, de provisión de agua, de electricidad o de sustancias energéticas”.

FUENTE EL DIARIO DEL FIN DEL MUNDO