Explotación sexual: "No quiero que le suceda a ningún hijo nuestro, porque yo sé lo que es vivir sobre ese infierno"

Sociales y Culturales 31 de julio de 2016
Con buena asistencia se realizó el video-debate al conmemorarse el Día Mundial de la Trata. La activista Alika Kinan destacó la participación de los vecinos y explicó los motivos de su lucha diaria contra el flagelo social.
alika kinan1

El Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas, del que forma parte Alika Kinan y el concejal Juan Manuel Romano organizaron la proyección en Ushuaia de tres cortos de la serie “Se trata de nosotros” de la directora Sol Bonelli.

El evento se realizó en el Salón Monte Cervantes del Hotel Cap Polonio, el sábado 30, donde se debatió en un lapso de dos horas temas que atañen a la sociedad como el acoso sexual virtual a jóvenes, la explotación laboral, la prostitución y las redes de tratas de personas. Todos estos tópicos fueron visibilizados por la serie “SE TRATA DE NOSOTROS”, cuya idea original y guión son de la directora y guionista Sol Bonelli.

Alika Kinan en declaraciones a BANDERAFUEGUINA.COM.AR destacó el encuentro y el nivel de debate que surgió entre los asistentes cuando toma contacto ante situaciones de vulnerabilidad. “Fue muy rico poder hacerlo abiertamente a nuestra comunidad. La expectativa fue cumplida exitosamente. Estoy contenta por la sensibilización que tiene nuestra comunidad”.

A través de los cortos televisivos se abordó la problemática de la trata con fines de explotación sexual infantil que “son temas complejos y el compromiso de la gente con estas cuestiones fue muy bueno”, remarcó. “Esta problemática evidentemente nos tiene preocupado en nuestra sociedad”, aseveró al plantear la posibilidad de continuar con este ciclo de debates en otros lugares como las escuelas para contribuir en la información y concientización de temas como el abuso infantil o la prostitución.

Kinan que trabaja abriendo espacios abolicionistas en todo el país y brinda ayuda a víctimas de violencia de género y trata, a partir de su experiencia personal, indicó que pudo detectar que en la mayor parte de los casos de explotación con fines sexual, las voluntades en las personas fueron corrompidas en la niñez mediante el abuso sexual.

Tras haber pasado por muchos momentos críticos en su vida, desde el abuso sexual hasta ser víctima de violencia de género, Kinan expresó que “en estos momentos estoy fuerte aunque sé que hay cosas que no se pueden reparar. Lo bueno de todo esto es construir en función de todo ese desastre, de esa vida convulsionada y rota, poder construir sobre eso. Hay que abrirse y que se conozca porque esto me pasó a mí pero le puede pasar a cualquiera de nuestras hijas”.

“Creo que cuando me vuelco a trabajar sobre esto es decir: `no quiero que le suceda a ninguna de mis hijas pero tampoco a ningún hijo nuestro, porque yo sé lo que es vivir sobre ese infierno. Es poder construir y brindar ese conocimiento que no se adquiere en una facultad o universidad sino que viene de otro para compartirlo con mis congéneres”, apuntó en su mensaje de prevención en el marco de su lucha contra la red de esclavitud sexual.

Cabe destacar que por primera vez una víctima de trata se reconoce como tal y se planta como querellante, demandando a sus proxenetas. También pide una reparación moral y económica al Estado. La causa fue elevada al Tribunal Oral de Ushuaia y el juicio comenzará este año. Alika sabe que la expectativa es enorme, ya que su historia puede sentar precedente y alentar a otras víctimas a reclamar sus derechos. “Llegar a esa instancia es duro porque yo venía muy concentrada trabajando en esta temática, en la que yo me siento muy conocedora, entonces debo parar un poco y analizar lo que pasa con mi familia, abrazarme a ellos para encarar el proceso del juicio y finalizar esa etapa de mi vida”, finalizó.