Carla no está sola

Galerías de fotos y videos 17 de agosto de 2022
Una masiva concentración, convocada desde la Colectiva Feminista de Ushuaia, se realizó este miércoles en la sede del Superior Tribunal de Justicia en reclamo de una Reforma Judicial Transfeminista tras el intento de femicidio hacia Carla K. perpetuado por su ex pareja Marcelo Guzmán, abogado y por ahora apartado del cargo de relator del STJ quien además utilizo sus contactos en el ámbito judicial para callar a la víctima.
IMG_9439
En la concentración realizada este miércoles 17, las mujeres exigieron prisión preventiva al agresor, además que se le retire la matricula de abogado.

A través de Facebook, Carla, oriunda de Villa Angela decidió exponer que hace 12 años es víctima de violencia de género por parte de su esposo, un reconocido abogado y trabajador en el Superior Tribunal de Justicia de Ushuaia.

Carla es profesora de pilates y tiene dos hijas, una mayor de edad de su primer matrimonio y otra menor de edad fruto de su actual pareja Marcelo Guzmán a quien el lunes pasado decidió denunciar por violencia de género en la Comisaría de la Mujer de Ushuaia después de vivir un calvario, lejos de su familia y sin un trabajo formal.

"Jamás de anime a denunciarlo porque una siente que está en inferioridad de condiciones, sobre todo económicas. Yo soy una profe que tiene un espacio de pilates sin un ingreso fijo, vengo de un hogar súper humilde y el además de ser abogado y conocer profundamente todas estas cuestiones trabaja en un lugar con gente muy poderosa", reflejó.

Carla contó que en todos estos años intentó denunciar a su esposo pero ningún abogado quería tomar el caso por sus "influencias". "Otros abogados no han querido tomarme el caso con diferentes excusas porque cuando se enteran quién es y para quién trabaja no me quieren representar. Debo decir que la gente a veces juzga, es difícil cuando una está sola sin familia, sin amigos, sin dinero con hijos porque a pesar de todas las palabras, de los derechos de las mujeres en Tribunales no pasa lo mismo, son palabras", graficó.

Finalmente después de vivir un calvario, Carla se animó a denunciar a Guzmán ante la Comisaría de la Mujer que luego elevó la causa a la Fiscalía en turno. A partir de ello, la víctima logró que el agresor se retire del hogar y una orden de restricción de 200 metros. Sin embargo, el agresor violó dicha orden en reiteradas oportunidades y la mujer teme por su vida. "A mí no es que encante ventilar mis cuestiones personales pero lo hago porque tengo miedo, temo por mi vida porque todas las situaciones de violencia fueron escalando, porque solamente yo conozco a esta persona y de lo que es capaz, porque me ha hecho cosas que ni en una película aparecerían, me ha grabado, ha tratado de encerrarme, ha tratado de declararme insana, ha inventado cosas terribles", denunció.

"Digo que tengo miedo porque a él no le importa nada. Al otro día que se fue de casa estuvo en la escuela donde va nuestra hija, él no tiene una orden de no acercarse a la escuela pero si él no la lleva y la trae la tengo que llevar yo, entonces sabía que iba a estar ahí. Nuestra hija va a otras actividades y estuvo merodeando fuera de esos lugares, inclusive se atrevió, a pesar de la orden, a estar al lado de mi trabajo, a cinco metros. Así que creo que es capaz de todo", expuso.

"Pedí por favor en el Juzgado de Familia que el juez me otorgara un permiso transitorio para volver a mi hogar en el Chaco donde tengo mi familia y mis amigos, donde voy a estar segura y no me dieron bolilla. Solo atinaron a extender las medidas de exclusión y fijar una cuota de alimento transitoria, ínfima, que no cubre ni la cuarta parte de lo que sale solamente el alquiler en la casa que alquilamos", contó en el video que hasta hoy tiene más de mil compartidos.

Si sos víctima de violencia de género podés llamar a la línea 144 durante las 24 horas, de manera gratuita y en todo el país.